Cacerolazos en La Guinera

Las madres y familiares de los jóvenes de la Guinera que salieron a manifestarse el 11 de Julio, van perdiendo el miedo a pedir justicia y a clamar por su libertad.

Cada noche se citan a las puertas de sus casas, para juntas hacer sonar las cacerolas, y lo seguirán haciendo hasta que sean escuchadas por los dirigentes del país, que están permitiendo que estos jóvenes se enfrenten a sanciones que  van entre los 15 y los 25 años de privación de libertad.

Se exige la liberación de Brusnelvis Adrián Cabrera Gutiérrez acusado de sedición y  a quien la fiscalía pide 15 años, Eloy Barbaro Cardoso Pedrosa, con petición de 15 años por desorden público y atentado, y Rolando Vázquez Fleitas acusado de sedición y con una petición fiscal de 21 años.

También cada noche y desde hace varias semanas, los padres y familiares de Walnier Luis Aguilar, acusado de  sedición y con petición fiscal de 23 años, se reúnen cada noche en su casa para hacer un cacerolazo al tiempo que piden la libertad para su familiar. Walnier tiene un expediente ampliamente documentado que explica una deficiencia mental, aun así  la fiscalía no ha tenido en cuenta este detalle y le ha solicitado para él una de las mayores condenas.

Desde el Proyecto Cuba en Familia, brindamos todo nuestro apoyo a estas familias y pretendemos lograr hermanamientos con familias de la diáspora para romper el aislamiento a que los quiere someter el gobierno y lograr que ninguna familia de presos políticos quede desamparada.

Únete y ayuda al cambio en Cuba.

 135 Vistas totales,  2 Vistas de hoy

Publicado en Familias in, Testimonios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.